Vuelve a estar sobre la mesa de debate el tema de los tatuajes en la Guardia Civil. Al final parece que la guardia civil, mejor dicho el Ministerio del Interior, ha decidido abordar el tema, regulándolo, pero reduciendo mucho las exigencias que hasta ahora impedían a bastantes personas ingresar o que se veían sometidas a largos procesos para su eliminación. Habrá que estar atentos, porque se discutirá en el Consejo de la Guardia Civil, que como se sabe es el órgano de participación de los componentes del Cuerpo a través de las Asociaciones Profesionales.

Para aquellos que están preocupados por este asunto, especialmente para aquellos que tengan pequeños tatuajes, se abre la esperanza de que no sea un obstáculo para el ingreso en el Cuerpo.

Se puede estar de acuerdo o no con este tema de los tatuajes; lo que no es discutible es que se ha generalizado su ostentación y que un pequeño y delicado tatuaje, no ofensivo y que no atente contra los valores que debe defender un guardia civil, tampoco tiene tanta trascendencia siempre y cuando se ostente de forma razonable.

Compártelo!